lunes, 4 de febrero de 2008

Nunca es tarde



Tengo una sonrisa estúpida en la boca. ¿Será que me llega la primavera?

1 comentario:

claudio eliano dijo...

Nunca es tarde para nada.
Dime, ¿ cuál es el motivo de tan maravillosa alegría?